Cuenta para donativos:
ES52 0075 1039 81 0600043081
ES93 2038 1104 06 6000987180

PICHANAKI,
UN PUEBLO PROGRESISTA

PERÚ


En el año de 1974 cuatro religiosas llegaron a este agreste pero hermoso lugar, con colinas verdes y grandes ríos, que está ubicado a 380 Km. de la ciudad de Lima capital del Perú.

Cuando llegaron las hermanas, este era un pueblo totalmente desconocido, con pocos habitantes, dedicados en su totalidad a la agricultura, en zonas alejadas del pequeño pueblo que se estaba formando. La labor de las hermanas era muy grande, en lo que se refiere a la formación de niños, mujeres y adultos.

Otro aspecto importante fue la atención a los enfermos y a las mujeres abandonadas, por lo que se formó el club de madres, para que valorasen y supiesen sus derechos.

El pueblo aunque era muy hermoso, carecía de los servicios básicos: agua, luz, hospital, no había teléfono ni menos comisaría y otros, pero gracias al empeño y el trabajo conjunto de población y religiosas se pudo llevar a cabo muchos proyectos, como el dispensario, el agua y otros servicios que actualmente contamos.

Pichanaki ha progresado mucho, y cuenta con todos los servicios, pero en las periferias sigue habiendo mucha pobreza. A las familias se les ayuda a construir sus casas, a los niños se les ayuda con el programa de apadrinados y así pueden ir a los colegios. A los ancianos y a las personas en estado de abandono o que ya no pueden trabajar y reciben alimentos. Y se sigue formando y ayudando a las mujeres y niños en situaciones difíciles o de violencia.


Pulsa sobre los nombres de los proyectos para conocer más:

Testimonios

Desde este rincón del Perú en nombre de todos nuestros hermanos necesitados les damos las gracias a la Fundación Fransol, porque sabemos que son solidarios y sensibles al dolor y sufrimiento de sus hermanos de Pichanaki.
Hermana Esther Velasco
Encargada de los niños apadrinados

PROYECTOS DESTACADOS

136 niños reciben anualmente una Beca para estudiar que supone un importe total de 24.480 euros

Una vez teminado el proyecto de la construcción del comedor de la escuela nos queda el trabajo más importante, el que los niños y niñas puedan estudiar. Con el apadrinamiento logramos que estos niños reciban unos mínimos indispensables tanto para su alimentación base, como de material para el colegio. Desde 2006 los apadrinamientos en Pichanaki han ido aumentando siendo más niños los que pueden sonreir.

A fecha de hoy es el proyecto abierto más fuerte para mantener a los niños de Pichanaki.

Finalidad: Construir un comedor estudiantil, para la alimentación adecuada y que el organismo reciba los nutrientes necesarios en la proporción de vida asegurando el desarrollo normal, físico e intelectual de los estudiantes del colegio "Santiago Antúnez de Mayolo"

El proyecto que se realizó tiene su base en la realidad actual, es así que la desnutrición infantil eleva las posibilidades de enfermedades y muerte de nuestros estudiantes, se observaba en los alumnos muchas enfermedades entre las que destacan: anemia, desnutrición, etc.

Los primeros síntomas que observamos ante una desnutrición deficiente era el adelgazamiento y la disminución en la velocidad de crecimiento asimismo se observaba apatía, cansancio y disminución en la concentración, lo que conllevaba a un rendimiento académico y físico bajo.

Ante esta necesidad urgente se plantea la construcción de un comedor donde nuestros estudiantes se sintieran cómodos y pudieran recibir una alimentación adecuada.

Y SE CONSIGUIÓ: A través del comedor infantil podemos tener niños y jóvenes bien alimentados con un acervo importante de conocimiento, habilidades y capacidades que estarán permanentemente aprendiendo cosas nuevas como fuente de progreso en nuestro distrito de Pichanaki.

Finalidad: servicio prioritario a los más necesitados en las áreas de salud, educación y asistencia social

La familia en esta zona pasa por momentos críticos debido a la falta de fuentes de ingreso como el trabajo. Para el varón lo más cómodo es abandonar a la familia y librarse de la pesada carga que supone mantenerla. Debido a esa falta de responsabilidad hay muchas madres abandonadas con cuatro o cinco hijos pequeños a su cargo. Su presupuesto diario es de un dólar para toda la familia.

Los niños son víctimas de este atropello. Las madres consiguen un mísero dinero a cambio de lavar ropa y en ocasiones no les pagan al contado si no que las hacen esperar días y a veces hasta no les pagan. Mientras tanto alimentan a sus hijos con agua de plátano, una sopa muy pobre y otros alimentos muy bajos en calorías.

Como consecuencia de la desnutrición las enfermedades parasitarias se hacen crónicas afectando a los niños para toda la vida. Además debido a la desnutrición los niños no pueden ni aprender a leer quedando analfabetos y en una situación lamentable.

El proyecto " Apoyo a los niños en extrema pobreza" pretende subsanar en parte esta deficiencia familiar, apoyándoles en sus necesidades más urgentes y colaborando a su desarrollo normal.

Un centro de unión que estaba "un poco hecho polvo"

La Parroquia de Pichanaki necesitaba una rehabilitación. Uno de los sarcerdotes pidió ayuda a la Fundación Fransol que pudo ayudar con 2.000 euros para la reforma.

Se plantea una oficina de Apoyo para el Área Psicopedagógica para atender a los estudiantes que presentan dificultades en el normal proceso de crecimiento en su formación integral para ser un ciudadano responsable.

Dichas dificultades serán atendidas por especialistas en actividades psicopedagógicas con apoyo del personal docente de cada aula del colegio Santiago Antúnez de Mayolo.

Los padres de familia de algunos estudiantes y también ellos mismos fueron testigos directos de las acciones terroristas que afectaron al país. El daño físico y psicológico ha quedado como huella además de edificios afectados y personas fallecidas.

El personal docente manifiesta que sus estudiantes se comportan con mucha agresividad en sus actos y el desinterés por el estudio. También manifiestan los docentes, el desarrollo emocional precoz de estudiantes, mediante conductas de adulto, embarazo en adolescentes, concurrencia a lugares para diversión de adultos, ...

Para estos problemas se requirió de personal especializado Y SE CONSIGUIÓ.


FOTOS DE LOS PROYECTOS

Comedor infantil "Santiago Antúnez de Mayolo"
Comedor infantil "Santiago Antúnez de Mayolo"
La Hermana Margarita en la catequesis
Familia de niña Apadrinada en la puerta de su casa
Lugares donde viven las familias necesitadas
En el cole estudiando felices
Un brindis por todos los que nos ayudáis
Comedor infantil "Santiago Antúnez de Mayolo"
Lugares donde viven las familias necesitadas
Familia de Apadrinados en una reunión de formación
La Hermana Esther Velasco en una reunión de apadrinados
Familia beneficiaria del proyecto "Ayuda a niños en extrema pobreza"
Niño Apadrinado
Visita del director del Montpellier con los becados
Mejorando sus casas para una mejora en la calidad de vida
Mejorando sus casas para una mejora en la calidad de vida
Con niños apadrinados