Cuenta para donativos:
ES52 0075 1039 81 0600043081
ES93 2038 1104 06 6000987180

MEMORIAS ANUALES

En la Campaña de Apadrinamiento de este año hemos querido que nuestros alumnos tengan la oportunidad de sumergirse en los lugares donde Fransol realiza su misión y se den cuenta de lo importante que es su ayuda. Animamos a los chicos/as a sentarse junto a los padres y “volar” por los distintos países de América y África.

Esta Memoria supone para nosotras un reconocimiento de todo el esfuerzo y el cariño de la Congregación de Franciscanas del Espíritu Santo, Padres de familia, profesores, alumnos de la Fundación Educativa Franciscanas de Montpellier y amigos de Fransol, para sacar adelante este Proyecto.

Fransol escucha con atención al Papa Francisco y desea llevar a la vida sus palabras. En uno de sus discursos pregunta: “¿Qué es lo más importante en la vida? Dios y el Prójimo”; ellos son nuestras principales motivaciones para acompañar a tantos niños que se acercan a nuestras casas mal nutridos y solos. Las Hermanas los acogen y se ocupan de su desarrollo integral.

Como todos los años, compartimos con vosotros la Memoria de 2016 para que conozcáis el camino que vamos recorriendo. El Papa Francisco recordó en uno de sus discursos “que es un deber escuchar la voz de los más desfavorecidos y romper las cadenas de la injusticia”.

Hemos querido proporcionar una herramienta de unión y comunicación con todas las personas que colaboráis para que nuestra Fundación continúe apoyando a los más desprotegidos.

La Fundación Fransol os invitó a entrar en la web: www.fundacionfransol.org para que conocierais los proyectos de cada país, los apadrinamientos, las memorias…

Creamos perfiles en las redes sociales facebook.com/fundaciónfransol; instagram.com/fundacionfransol; twitter.com/ONGfransol para poder ser una ventana al mundo, de nuestra trayectoria, a la que os invitamos a uniros.

Mediante el correo info@fundacionfransol.org podéis mandarnos cualquier sugerencia o idea; serán bienvenidas.

2015, el resultado obtenido es positivo: Hemos enviado a los niños de Colombia, Perú, R.D. del Congo y R. Centroafricana, lo que necesitan para acudir a la escuela: Uniforme, libros, cuadernos… y hemos atendido a otros con diferentes carencias además de necesitar cariño y comprensión.

Es cierto que no vivimos en un momento para ver todo maravilloso, cuando sabemos que existen situaciones dramáticas o para creer que las dificultades de cada día son “fuegos fatuos”.

La dureza de la vida es el campo donde se desarrolla nuestra existencia. Conocemos a personas que se alegran del éxito de los demás e intentan pronunciar palabras que dan color a la vida, adquiriendo así conciencia de familia Universal.

Agradecemos el apoyo y la ilusión que ponéis al recibir noticias de vuestros niños, por eso os animamos a seguir colaborando en este proyecto de apadrinamientos.

En nombre de cada uno de los niños y sus familias un sincero y enorme “GRACIAS”.

2014: Este año ha sido un año más de crisis, pero también un año en el que se han encendido luces de esperanza.

El Papa Francisco en un discurso dirigido a los participantes en el encuentro de comunidades populares, resaltaba el anhelo que debería estar al alcance de todos: “techo, tierra y trabajo”.

El proyecto de apadrinamientos continúa llegando a muchas familias: los niños podrán ir a la escuela con su uniforme, sus libros y demás útiles escolares. Estos muchachos en un futuro, no muy lejano, habrán adquirido formación y podrán trabajar para sacar a su familia de la pobreza.

MALALA – premio Nobel de la Paz 2014 – dijo a los que la dispararon gravemente, pero sobrevivió: “Sólo quiero que todas las niñas podamos ir a la escuela”. Estaba convencida de que “UN NIÑO, UN MAESTRO Y UN LÁPIZ PUEDEN CAMBIAR EL MUNDO”.

2013: En medio de la crisis y de las injusticias del mundo, seguimos trabajando para que continúen surgiendo brotes de un mundo más humano y más justo.

Somos conscientes de que el trabajo de la Fundación es una gota de agua en el Océano, pero hemos conseguido humanizar la vida de un gran número de familias: educando en valores humanos, promoviendo la higiene, facilitando alimentos…

Admiramos a todas aquellas personas que andan por la vida con la sensibilidad y la solidaridad despierta.

Un mundo mejor es posible.

2012: Los proyectos son respuesta a las severas necesidades de aquellas personas, totalmente vulnerables. Los recursos obtenidos aquí y vuestras ayudas solidarias llegan integras allá, nuestro trabajo es voluntario, no tenemos ningún puesto retribuido, allí las religiosas involucran a los destinatarios en cualquiera de las formas en que puedan colaborar.

Nuestros proyectos son pocos y humildes, pero creemos que se integran en la apuesta hacia el futuro centrado en una tarea de promoción y desarrollo social, así como en la formación humana, intelectual y profesional para capacitar a jóvenes y adultos, ellos son ejemplo de superación personal.

El año 2011 se cierra con un balance económico en el que se ha notado la crisis que se vive en Europa. Los objetivos que mueven nuestra organización no se han podido cumplir plenamente, pero somos conscientes de que los Proyectos nunca podrán ser alcanzados y estaremos siempre pendientes de mejora y desarrollo.

Cada día la pobreza muestra su rostro desgarrado: Niños y ancianos abandona-dos, violencia familiar, familias rotas y mamás solas, luchan por sobrevivir en humildes trabajos. El hambre, nos visita con su rostro atroz de desnutrición y enfermedad.

Seguramente la obra de FRANSOL es una gota de agua en el océano. Pero hemos conseguido humanizar la vida de un buen puñado de familias. Hemos promovido la higiene, facilitado alimentos y becas para los niños, educando en valores humanizadores. Creemos que la educación es fuente de libertad para luchar contra la pobreza y sus causas.

Queremos presentar una visión detallada sobre los Proyectos y actividades que hemos puesto en marcha a lo largo del Año 2010.

Nuestra tarea no podría llevarse a cabo sin la apreciada colaboración de algunas Instituciones y de muchos de vosotros en los Apadrinamientos, donaciones, subvenciones, voluntariado…

Una convicción profunda envuelve nuestro trabajo en la Fundación: Todas las personas merecen una oportunidad.

Es posible mejorar la calidad de vida y lograr que los recursos fundamentales: Vivienda, conducción de agua, sanidad, educación…sean compartidos, como elementos de desarrollo.

La Fundación FRANSOL, a través de esta memoria, te hace partícipe del trabajo y logros conseguidos en el año 2009.

Gracias a la colaboración de muchas personas que, como tú, habéis contribuido a solucionar los problemas que tienen personas y lugares que te son familiares. La solidaridad y el cariño a los más necesitados, hacen viable los proyectos de desarrollo que llevamos adelante para poder así, conseguir espacios donde puedan vivir con dignidad y justicia.

El carácter de permanencia de nuestras hermanas en los lugares donde se desarrollan nuestros proyectos y el contacto que tienen con los beneficiarios, nos ayudan a conocer, de primera mano, las necesidades existentes. Para asegurar que los recursos cumplan fielmente su objetivo, contamos con el minucioso seguimiento que hacen nuestras religiosas en los distintos lugares en que se encuentran.

2008: Nosotros, los que estamos detrás de estas páginas, hablamos con frecuencia desde fuera de unas situaciones de dolor y de injusticia.

Sentimos que muy poco podemos hacer, pero tomamos conciencia de que la primera exigencia es dejarse afectar por la injusticia, denunciar la inhumanidad de cualquier forma que atente contra el derecho y la dignidad de la vida humana.

A todos nos une una misma inquietud. La constatación cada vez más evidente, de que pese a la multitud de declaraciones internacionales, foros y conferencias, la realidad de nuestro mundo, ya en el siglo XXI, se consolida en la injusticia y la desigualdad para los seres humanos.

Tras más de 50 años de la Declaración de los Derechos Humanos, los hombres y mujeres de nuestra época no somos iguales ante los más mínimos derechos que exige la dignidad humana: vivienda, educación, alimentación, paz… que son privilegios inalcanzables e impensables para una inmensa mayoría y moneda de poco valor para otros.

Nuestro mundo continúa su marcha aterradora de ignominia para las masas empobrecidas y de riqueza para los poderosos.

2007: Para algunos proyectos hemos conseguido subvención, para otros nos ha sido denegada, nos resulta difícil lograrlo, somos demasiadas ONG y las instituciones son muy remisas en subvencionar.

Algunos proyectos de los denegados, los ha cubierto FRANSOL con el pequeño fondo que va formando gracias a las distintas aportaciones que ha ido recibiendo.